​Polietileno y aluminio


En España, la empresa Stora Enso ha desarrollado un nuevo sistema de reciclado pionero en el mundo basado en la pirólisis que permite aprovechar de manera separada el polietileno y el aluminio de los envases de Tetra Pak.

Una vez separadas las fibras de papel, que se convierte en papel reciclado de alta calidad, mediante la aplicación de altas temperaturas en ausencia de oxígeno, el polietileno se gasifica y se extrae para convertirlo en energía, mientras que el aluminio se recupera con gran pureza, en lingotes listos para todo tipo de aplicaciones: coches, aviones, perfiles de ventanas...

Este proceso es energéticamente auto-sostenible, ya que la cámara de pirólisis se calienta con parte del aceite y del gas obtenido en el proceso, y el resto se utiliza