Queso cheddar

El sabor de este queso firme de leche de vaca varía de suave a fuerte, y el color de blanco natural a anaranjado fuerte.

Aplicaciones de procesamiento para queso cheddar

El sabor de este queso firme de leche de vaca varía de suave a fuerte, y el color de blanco natural a anaranjado fuerte. Con origen en el pueblo de Cheddar en Somerset, Inglaterra, la categoría ahora incluye una amplia variedad de quesos con características similares. Estas se conocen como “variedades de queso cheddar”.

Este es uno de los tipos de queso más vendidos en el mundo. Se produce en grandes volúmenes para comer tal como está y también para utilizar como ingrediente en quesos procesados, como la pasta o salsa de queso para untar, o el queso para hamburguesa.

En la producción del queso cheddar, la cuajada de queso se forma cuando la leche se coagula con el cuajo. Luego, se corta y prensa, se muele, sala y deja madurar. Se forman bloques de tamaño estándar de 18,1 kg o 290,3 kg (40 lb o 640 lb) con los granos de cuajada salados y molidos, o se colocan en tambores de 226,8 kg (500 lb). Pueden pasar entre dos y tres semanas para que el queso cheddar suave madure, y más de un año para lograr un queso cheddar extramaduro.

Debido a que hay poco margen de ganancia en el negocio, la clave es un equipo de producción eficaz y confiable para lograr una producción rentable. Se debe explotar al máximo la capacidad de las fábricas, lo que implica muchas horas de producción y alta confiabilidad.  Las líneas de producción de Tetra Pak le dan toda la confiabilidad y eficacia que usted necesita. Nuestra tecnología sofisticada y nuestro conocimiento de aplicación también le ayudan a lograr un producto de calidad uniforme, con niveles de peso y humedad parejos en toda su producción.

¿Desea obtener más información acerca del cheddar? Contáctenos.