Endurecimiento

Antes de poder sumergir y envolver el helado, se le debe enfriar a una temperatura aproximada de -18 °C (-0,4 °F). Para esto, se lo coloca en un túnel de endurecimiento durante 20 a 30 minutos.

Equipo de endurecimiento con un menor consumo de energía

El congelamiento rápido en un túnel de endurecimiento impide el desarrollo de cristales de hielo y burbujas de aire para que pueda obtener la textura de helado deseada. Nuestro equipo está diseñado para enfriar de manera rápida y eficiente. Gracias a la exclusiva ubicación de los ventiladores en el túnel de endurecimiento, el proceso de enfriamiento es acelerado por el “enfriamiento del aire” directamente sobre los productos. Se puede lograr el mismo efecto en la misma cantidad de tiempo que con los túneles de endurecimiento tradicionales, pero nuestro proceso consume hasta el 20 % menos de energía.

El paso de posenfriamiento es necesario para enfriar rápidamente la temperatura de los helados en barra y del tamaño de un bocado después de que se han recubierto con chocolate derretido. Para esto, proporcionamos una banda transportadora y una cámara de enfriamiento. Las bandas transportadoras deben colocarse juntas en la planta de producción, de lo contrario, cuando se traslada el producto de una banda transportadora a la otra, el producto puede derramarse con facilidad y desperdiciarse. Para evitar esto, ofrecemos soluciones higiénicas y flexibles que transfieren el producto con cuidado, lo que reduce los desperdicios y garantiza la máxima calidad posible del producto.

Podemos ayudarlo con la producción de helado. Contáctenos para obtener información sobre el endurecimiento.