​​​​

Tetra Pak se convierte en la primera compañía en la industria de alimentos y bebidas en ofrecer envases hechos con polímeros de origen vegetal completamente rastreables

 

LAUSANA, Suiza (19 November 2019). Tetra Pak®, junto con su proveedor Braskem, se ha convertido en la primera compañía en la industria de alimentos y bebidas en obtener de manera responsable polímeros de origen vegetal, utilizando los estándares de Bonsucro para la caña de azúcar sostenible. La medida ratifica el compromiso de Tetra Pak de impulsar mejoras en las prácticas comerciales éticas y responsables en las cadenas de suministro globales, y de reducir al mismo tiempo la huella de carbono de sus envases.

"Hemos visto una tendencia creciente de consumidores que desean hacer más por el planeta, y buscan que las marcas contribuyan con esto. Hoy, el 91% de los consumidores buscan logotipos medioambientales cuando compran y la Certificación de Cadena de Custodia de Bonsucro se puede utilizar para comunicar información creíble a los consumidores, ayudando así a nuestros clientes a diferenciar sus productos", dijo Mario Abreu, vicepresidente de sostenibilidad de Tetra Pak. "Nuestros polímeros a base de plantas son completamente trazables hasta su origen de caña de azúcar. Consideramos que los materiales de origen vegetal desempeñan un papel clave para lograr una economía circular baja en carbono. En el futuro, todos los polímeros que se usen estarán hechos de materiales de origen vegetal o de alimentos reciclados de post-consumo".

 

El anuncio forma parte de la iniciativa Planeta Positivo lanzada recientemente por Tetra Pak, que insta a los públicos interesados de la industria a tener una visión más amplia de la sostenibilidad, evolucionando hacia el concepto de economía circular baja en carbono, donde vamos más allá del reciclaje y la reutilización para incluir el impacto del carbono de las materias primas y el proceso de fabricación. El uso de materiales de origen vegetal reduce significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero. Dicha innovación ayuda a lograr el crecimiento económico, desacoplado de fuentes fósiles y finitas. Los polímeros a base de plantas utilizados en algunos envases de cartón de Tetra Pak, como sus tapas, se producen a partir de caña de azúcar. El proveedor de polímeros a base de plantas, Braskem, ha alcanzado el 100% de los volúmenes certificados de Bonsucro de bioetanol derivado de la caña de azúcar para las soluciones a base de plantas de Tetra Pak, estableciendo la transparencia total de la cadena de suministro.

 

Gustavo Sergi, Líder de la Unidad de Negocio Renovable en Braskem, dijo: "Hemos estado trabajando con Tetra Pak por más de 10 años, y Bonsucro Cadena de Custodia refuerza el Programa de Abastecimiento de Etanol Responsable de Braskem con la garantía y la trazabilidad de toda la cadena de valor de la caña de azúcar, todo el camino de regreso a los productores y molinos".​

 

Danielle Morley, CEO, Bonsucro dijo: "Bonsucro proporciona una plataforma global para la acción colectiva, para acelerar la sostenibilidad en la producción y el procesamiento de la caña de azúcar. Trabajar con Tetra Pak para lograr la certificación de terceros y el etiquetado de productos de sus envases derivados de la caña de azúcar es un hito. Los clientes pueden estar seguros de que se ha cumplido nuestro riguroso estándar de sostenibilidad. Estamos muy entusiasmados de continuar apoyando el abastecimiento responsable en Tetra Pak y por la contribución que la caña de azúcar sostenible certificada puede hacer al empaque a base de plantas".

Tetra Pak está comprometida con el abastecimiento sostenible y la creación de vínculos más estrechos con las organizaciones que impulsan este tipo de cambio positivo, como The Forest Stewardship Council™ (FSC™). Desde 2007, Tetra Pak ha entregado más de 500 mil millones de envases etiquetados FSC, prueba del compromiso continuo y duradero de la compañía con el abastecimiento responsable.

Impulsar la excelencia ambiental es una de las prioridades estratégicas de Tetra Pak, no sólo dentro de sus propias operaciones, sino en toda la cadena de valor. La compañía se compromete a desarrollar un envase que contribuya a una economía circular baja en carbono, que es un envase hecho completamente de materiales a base de plantas o reciclados, totalmente reciclable, sin comprometer la seguridad alimentaria. Las etiquetas certificadas por Bonsucro estarán disponibles para colocar en el envase desde el primer trimestre de 2020.