Santiago, Chile

La importancia del consumo de leche para prevenir la osteoporosis

 

En el día mundial de la Osteoporosis la Federación Panamericana de Lechería (FEPALE) y Tetra Pak recuerdan cómo prevenir la Osteoporosis.


Esta enfermedad metabólica sistémica ósea es caracterizada por disminución de la masa ósea y deterioro de la micro arquitectura de los huesos que provoca aumento de su fragilidad, con el consiguiente incremento del riesgo de fracturas por bajo impacto. En 1994 el Comité de Expertos de la OMS define la Osteoporosis vinculando su diagnóstico con la medida cuantitativa de la densidad mineral ósea, obtenida por la Densitometría Ósea.


La Organización Mundial de la Salud (OMS), postula que aproximadamente el 30% de las mujeres posmenopáusicas presentan osteoporosis y se proyecta que 2.4 a 3 millones de personas en el mundo sufrirán fracturas de cadera cada año.


En América Latina y Asia se producen una de cada cuatro fracturas de cadera de las ocurridas en el mundo y el número aumentaría a una de cada dos fracturas en el 2050 con un costo anual de aproximadamente US$ 13 mil millones.


Dentro de los factores nutricionales de riesgo, adquiere principal relevancia la inadecuada ingesta de calcio a lo largo de toda la vida y principalmente durante la niñez y adolescencia, esta última etapa es considerada clave para la obtención de una adecuada masa ósea. Además, es la etapa de la vida cuando se forman los hábitos alimentarios y son los períodos donde se producen la mineralización, el modelamiento y la consolidación ósea.
“Los aspectos nutricionales importantes y necesarios para prevenir la osteoporosis son llevar una dieta saludable, con especial énfasis en un adecuado aporte de calcio y vitamina D, que brinde las calorías y proteínas suficientes, acorde a los requerimientos nutricionales de la persona”, señala Óscar Castillo, Presidente de la Sociedad Chilena de Nutrición.


En este sentido, es necesario ingerir diariamente las porciones recomendadas de lácteos, abundantes frutas y vegetales, limitar el exceso de carnes y sodio. “Estas recomendaciones solamente se cubren si se consumen diariamente productos lácteos. El aporte de calcio proveniente de los lácteos deberá cubrir el 60 al 70% de las recomendaciones nutricionales totales por su alta biodisponibilidad”, agrega Castillo.


Cabe destacar que en Chile se evidencia una baja en el consumo de leche, por debajo de los 140 litros anuales por persona, teniendo en cuenta que la ingesta recomendada por la OMS es de 170, mientras que en los países desarrollados es de 223 litros per cápita al año.