PASTEURIZACIÓN

La pasteurización consiste en el tratamiento del calor de un producto para matar todas las bacterias patógenas y reducir la actividad enzimática. El objetivo es hacer que los productos sean seguros para el consumo y que tengan una vida útil más prolongada.

Pasteurización de leche para quesos

La pasteurización de leche para quesos se suele lograr con un intercambiador de calor de placas, que calienta a 72 °C o 162 °F la leche fría que ingresa y la mantiene durante 15 segundos antes del enfriamiento regenerativo a la temperatura de llenado de tinaja para queso. Para minimizar el riesgo de fallas en el proceso de pasteurización, el intercambiador de calor se equipa con un sistema de control automático para asegurar que la leche se caliente a temperatura de pasteurización y se mantenga durante el tiempo adecuado, y con un sistema diferencial de presión para evitar la contaminación de la leche pasteurizada con leche cruda en la sección de regeneración del intercambiador de calor de placas.

La leche destinada a tipos de queso que necesitan más de un mes de maduración no requieren necesariamente de pasteurización, pero la práctica habitual y la legislación demandan que se incluya este paso de todos modos. La leche destinada a quesos sin maduración o queso fresco debe pasteurizarse.

Equipo

Depósitos redondos de equilibrio Tetra Scherping

Depósitos redondos de equilibrio Tetra Scherping®

Los Depósitos redondos de equilibrio Tetra Scherping® son un componente integral de los sistemas de alta temperatura en un período corto (high-temperature, short-time, HTST).

Podemos ayudarlo con la producción de queso. Contáctenos para obtener información sobre la pasteurización.