El envasado sostenible es importante

Los consumidores creen firmemente que las actitudes con respecto a la sostenibilidad y el envasado van de la mano. Como vimos en el índice del año pasado, su visión de una persona amigable con el medio ambiente es aquella que recicla (63 %), evita el plástico (58 %) y compra productos sin envasado o con un envasado mínimo (47 %).

Estas actividades resultan especialmente atractivas porque los consumidores creen que marcan la diferencia: abordar el problema del plástico de un solo uso y el desperdicio de envases, así como prevenir el desperdicio de alimentos, son preocupaciones mundiales clave en las que los consumidores creen que pueden influir.

Los consumidores ven el uso de envasado sostenible como una de las principales prioridades de las empresas, y se ubican (muy cerca) en segundo lugar solo después del mejoramiento de la inocuidad alimentaria (52 % frente a 53 %). Creen aún más firmemente que la responsabilidad de los fabricantes se extiende luego del consumo.

La investigación que hicimos en las redes sociales también destaca el valor de las credenciales de sostenibilidad en el envase, que proporciona a los consumidores un atajo a la toma de decisiones como garantía de que están tomando una mejor decisión. Esto sigue siendo cierto; sin embargo, en un ambiente en el que los consumidores tienen un acceso sin precedentes a la información, también es necesario que las marcas respalden las declaraciones de sostenibilidad y aclaren qué implica su certificación con el fin de mantener la transparencia y la confianza de los consumidores.

Los desechos plásticos siguen siendo una preocupación clave, especialmente en el océano: esto lo mencionó como un tema preocupante un sorprendente 80 % de los consumidores en nuestro Informe de las tendencias medioambientales del consumidor 2020, por sobre el calentamiento global, el agotamiento de los recursos naturales y la deforestación (todo en un 77 %), y solo superado por la contaminación del aire (un 82 %).

Los consumidores tienen actitudes distintas con respecto a los diferentes materiales. Tienen la percepción de que los envases de cartón a base de papel y el vidrio son las opciones de envasado más sostenibles, mientras que las botellas de plástico son las menos amigables con el medio ambiente. Las declaraciones medioambientales basadas en la naturaleza tienen una buena calificación, con un 70 % de los encuestados que considera que un envase hecho de material vegetal es relevante para ellos. Un porcentaje incluso mayor (73 %) considera que una caja de cartón "que ayude a proteger los bosques del mundo" es importante.

A los consumidores no les gusta el exceso de envasado: el 57 % de los consumidores a nivel mundial afirma que es probable que evite los productos que tienen muchos envases, con China (71 %), India (60 %) y el Reino Unido (59 %) por encima del índice. Sin embargo, nuevamente hay una diferencia entre lo que se dice y lo que se hace, y las intenciones no llevan a acciones. Los datos muestran que, en realidad, los consumidores no están más dispuestos a evitar productos con muchos envases que lo que estaban hace seis años (la cifra es de un 55 % tanto para 2014 como para 2020).

También hay un conflicto entre el deseo declarado de los consumidores de elegir materiales sostenibles y lo que están dispuestos a gastar o que pueden pagar. La investigación de Tetra Pak del año pasado mostró una tendencia de que el precio ya no es tanto un problema para productos con envasado ecológico específicamente: de 46 % en 2017 bajó a 42 % en 2019.

La misma investigación encontró que el 43 % de los consumidores piensa que un producto en un envase amigable con el medio ambiente vale más, lo que transmite una sensación de "calidad superior". Sin embargo, en el índice del año pasado, se descubrió que los consumidores aún consideraban el costo como la mayor barrera para llevar un estilo de vida más amigable con el medio ambiente.

Estudio de caso: Agrilait, Francia 

Para su nueva leche bretona 100% orgánica, Agrilait eligió el envase Tetra Brik® Edge de origen vegetal, una novedad en el mercado francés

Si quiere conocer un excelente ejemplo de una marca que basa su oferta sostenible en el envasado adecuado, no necesita buscar más: Agrilait, una cooperativa regional francesa que produce crema, mantequilla y leche UHT de alta calidad y no modificada genéticamente.

Para su nueva leche bretona 100% orgánica, Agrilait eligió el envase Tetra Brik® Edge de origen vegetal, una novedad en el mercado francés. El envase está hecho de un 82 % de materiales de origen vegetal, incluido cartón procedente bosques protegidos y con la certificación del FSCTM, y una parte de plástico de origen vegetal, hecho de azúcar de caña con la certificación de Bonsucro.

La sola inclusión de este plástico de origen vegetal disminuye la huella de carbono del envase en un 19 % (en comparación con la alternativa de plástico de origen fósil), una cifra certificada por Carbon Trust. Además, el envase está hecho de material de envase Tetra Pak® Craft, que no solo le da al producto una apariencia auténtica, sino que también disminuye el peso de la caja en un 5 %, lo que reduce aún más el impacto de carbono.

El nuevo producto refuerza los valores históricos de la marca Agrilait de respeto por las personas, los animales y el planeta. La leche orgánica certificada se obtiene directamente de los agricultores bretones que defienden el medio ambiente, la conservación de la biodiversidad y los recursos naturales, y el bienestar de sus animales. Comercializada en las regiones francesas de Bretaña y Loire Atlantique, es 100 % local, lo que mejora el dinamismo de la economía regional.

Lea la siguiente información: La convergencia está en aumento

DESCARGAS

Índice Tetra Pak 2020, infografía de resumen y conclusiones

Infografía de las 10 conclusiones principales

Video resumen