​5 TRUCOS PARA QUE TU DESPENSA SEA DE LO MÁS "INSTAGRAMEABLE"

Usando envases de cartón podemos conseguir una gestión responsable de nuestros espacios.

Cuando hablamos con otros acerca de nuestra casa es muy recurrente usar la conocida frase de "hogar dulce hogar". Pero a veces, nuestra querida casa, no es tan grande como nos gustaría o tenemos que compartir los (limitados) espacios de almacenaje con varios compañeros de piso. Y claro, tenemos que hacer uso de los conocimientos que nos dieron -y nos siguen dando- los juegos de colocar y organizar bolitas de colores, para poder almacenar todos los productos que necesitamos para nuestro día a día.

Y es que tanto si te gusta el orden como si lo necesitas para explotar todo el potencial de tu despensa, siempre hay pequeños gestos con los que conseguirás un orden digno de foto para Instagram.

Por lo que, para que la tarea de almacenaje sea más sencilla y para que las largas horas frente a la despensa de "pongo aquí, pongo allá" queden en la historia, te traemos unos trucos muy fáciles con los que aprenderás a tener tu despensa de lo más organizada. Y además, así estarás consiguiendo que muchos productos que compraste "por si acaso" nunca más queden en el olvido. De este modo siempre estarás aprovechando cada producto.

1.       Prepara la lista antes de ir a comprar

Cuando te dispongas a hacer la lista de la compra, hazla siempre frente a la despensa y asegúrate de no apuntar aquello que ya tienes.

2.       Fíjate siempre en el envase adecuado

En el supermercado, asegúrate de comprar productos fáciles de apilar y almacenar, como los envases de cartón. ¿Por qué? Porque son envases que protegen los alimentos de la luz y el aire, son reciclables, renovables y protegen los nutrientes. Además, gracias a su diseño, conseguimos una mayor eficiencia en el transporte y almacenaje, ya que son totalmente apilables. 

3.       Almacena por tamaños

Asegúrate de colocarlos según sea su tamaño y aprovecha los huecos sobrantes para incluir aquellos más pequeños, como por ejemplo los envases de zumo. De este modo conseguirás aprovechar cada espacio de tu despensa.

4.       Mira las fechas de caducidad 

Otro de los beneficios de usar envases de cartón, es que aumenta el tiempo de conservación de los alimentos, pero aun así, es preferible colocar los que tengan una caducidad más próxima en las primeras filas de tu despensa.

5.         Y si es de cartón, al amarillo por favor.

Para terminar, una vez hayas disfrutado de los alimentos en envases de cartón, recuerda depositarlos en el contenedor amarillo. Este tipo de envases son reciclables por lo que pueden tener muchas más vidas gracias a tu aportación.

Recuerda: buen envase, buena vida.