8 ACCIONES PARA SER MÁS ECO-FRIENDLY

Si eres de los que se preocupan por llevar una vida eco-friendly pero no sabes cómo, no te preocupes, hay luz al final del camino.

Modificar tu vida diaria y rutinas con pequeñas acciones para mejorar el planeta y mejorar también el futuro (y presente) de tu entorno es mucho más fácil de lo que crees. Por si necesitas una ayuda, aquí tienes una lista con 8 pasos para ser más eco-friendly.

  • Deja el coche en casa.

Es el consejo más evidente y común: camina, ve en bici o utiliza el transporte público para ir a clase o a trabajar. Sabemos que a veces el servicio no es el mejor y despierta en ti algún que otro sentimiento de odio, pero es imprescindible que uses el coche lo menos posible. Mejor para el planeta, para tu bolsillo y tu salud.   

  •  Compra productos de proximidad y temporada.

Si compras productos producidos a menos de 200 km de tu hogar reducirás el impacto medioambiental, ayudarás al comercio local y comerás alimentos más frescos y de mayor calidad. ¿Has pensado en el coste medioambiental que tiene transportar los productos que consumes a diario? En internet existen calculadoras que puedes usar para descubrir cuánto viaja tu lista de la compra antes de llegar a tu nevera.

  •    Evita las bolsas de plástico.

¿Sabías que una bolsa de plástico tarda 500 años en desaparecer? Hazte con una bolsa reutilizable de tela o rafia y llévala contigo cada vez que vayas a la compra… o pídele prestado el carrito a tu abuela.

  •   Reducir y reutilizar.

¡Produce menos basura! Compra solo lo que necesites para que no tengas que tirar nada. Algunos productos, como las frutas y verduras, puedes comprarlas a granel, como en los mercados de toda la vida, y siempre que puedas elige envases que pr

otejan los alimentos y en formatos a medida, como la leche o el zumo en envase de cartón, para que, una vez abierto, no le dé tiempo a estropearse antes de que puedas consumirlo.

  • Recicla.

Seguro que ya te lo han dicho: verde para vidrio, amarillo para todo tipo de envases (latas, envases de cartón para bebidas y de plástico) y azul para papel y cartón. Asegúrate de elegir productos en envases reciclables.

  • Evita el consumo de energía inútil.

Apaga tu televisión, ordenador… ¡No los dejes en stand by toda la noche o seguirán consumiendo energía para nada!

  • Participa en acciones ciudadanas para mejorar tu entorno.

La ciudad es tu casa y, como tal, tienes que cuidarla y hacerla mejor para todos los que la habitan. Apoya iniciativas de vecinos para pedir más zonas verdes, mejoras en el transporte público, la instalación de contenedores de reciclaje de papel, vidrio, envases, pilas… Contacta y participa con asociaciones vecinales y ecologistas locales y toma parte.

  • A la hora de hacer la compra elige envases fabricados con materias primas renovables, como los envases de cartón.

Las materias primas renovables son las que se renuevan de forma natural, como los árboles. Los envases de cartón, por ejemplo, se elaboran con fibra de madera, una materia prima que se renueva si los bosques tienen una gestión responsable. Fíjate cómo están hechos y envasados los productos que consumes.