RECICLAJE POSTERIOR AL CONSUMO

Tomamos un enfoque proactivo y precursor para asegurarnos de que los envases de cartón se recolecten, almacenen y reciclen para que continúen entregando valor. Si una cadena de valor de reciclaje funciona de manera correcta, también permite evitar la generación de basura, ahorrar recursos y reducir el impacto climático; esto es fundamental para nuestro futuro sostenible compartido. De esta manera, el reciclaje es nuestro permiso para operar y, a la vez, es fundamental para llevar a cabo las actividades comerciales de nuestra empresa.

Nuestro compromiso con el reciclaje

Utilizamos materia prima de alta calidad para elaborar nuestros envases y cumplir con nuestra misión de hacer que los alimentos sean seguros y estén disponibles en todos lados. Una vez que el envase cumple su objetivo, no se debe desperdiciar la materia prima. Por el contrario, se pueden recolectar y, mediante técnicas relativamente sencillas, reciclar para crear algo útil. 

Alrededor del 75 por ciento de nuestro material para envasado se produce a partir de fibras de papel largas y fuertes que se pueden reciclar varias veces. La capa delgada de polímeros (o plásticos) de nuestros envases para bebidas se puede mezclar con otros polímeros y convertir en productos nuevos, tales como tejas, cajones, cajas de cartón y más. 

A medida que seguimos impulsando la recolección y el reciclaje de fibras, también nos enfocamos en el reciclaje de polímeros en nuestros envases. Como parte de nuestro reciente compromiso con la estrategia de plásticos de la UE, trabajaremos en conjunto con socios para garantizar que, para el año 2030, las soluciones de reciclado funcionen para todos los componentes de los envases para bebida. 

El reciclaje contribuye a una economía circular que permite que se sigan utilizando materiales valiosos; también ayuda a evitar que se genere basura, a ahorrar recursos y a reducir el impacto climático.

Definición del éxito en reciclaje

 En 2010, nos propusimos duplicar la tasa de reciclaje a nivel mundial de los envases de cartón de Tetra Pak en un 40 % para el año 2020. Fuimos la primera empresa de envasado en establecer un objetivo tan ambicioso y, desde entonces, hemos realizado grandes avances. En 2017, nuestra tasa de reciclaje a nivel mundial fue del 25 %, es decir el equivalente a un aumento de 15 000 millones con respecto a la cantidad de envases reciclados por año (de 32 000 millones en 2010 a 46 000 millones en 2017). Sin embargo, es importante tener en cuenta que nuestras iniciativas aportan mucho más que eso; el equivalente a 4 de cada 10 envases vendidos de Tetra Pak. Esta cifra incluye el reciclaje de todos los envases para bebidas en el mercado, no solo los que producimos nosotros. Esto se debe a que todos los programas de recolección y reciclaje que desarrollamos o respaldamos están destinados a recuperar los envases que fabrica cualquier fabricante, no solo Tetra Pak. ​

Establecer el objetivo era lo correcto; nos marcó una dirección que nos permitió enfocar nuestro trabajo. A través del objetivo se planteó la importancia del reciclaje, tanto dentro como fuera de Tetra Pak. Nos ayudó a coincidir con nuestros socios en nuestra cadena de valor y a mejorar de manera significativa la concientización y la infraestructura necesaria para el reciclaje durante el proceso. 

Durante este tiempo, también desarrollamos nuestro enfoque sobre el reciclaje. Aprendimos que cada mercado tiene diferentes necesidades y niveles de madurez. En lugar de centrarnos en un solo indicador global, es decir la tasa de reciclaje a nivel mundial, debemos actuar en función de objetivos más específicos e importantes a nivel local. Esto nos permite mantenernos competitivos e implica que continuaremos satisfaciendo las necesidades de nuestros clientes y de otros accionistas. Si bien la tasa de reciclaje sigue siendo una medida importante, la tasa de reciclaje a nivel mundial ya no es un indicador de nuestro objetivo principal ni la medida más importante.

cestos de basura para reciclaje

Soluciones locales para un desafío a nivel mundial

El reciclaje funciona cuando todos los factores necesarios están alineados y bien relacionados. Un vínculo local débil o ausente, como la falta de sistemas eficaces de recolección, la separación de residuos de envases y la infraestructura de gestión de desechos, constituye un desafío. Gracias a nuestra nueva gama de objetivos importantes para el mercado, podemos adaptar nuestro enfoque para centrarnos en las acciones que generan mayor posibilidad de impacto o progreso; podemos centrarnos en el problema correcto en cualquier lugar determinado y resolverlo de la manera correcta. Actualmente estamos llevando a cabo iniciativas locales de reciclaje en más de 70 países.

Nuestro nuevo conjunto de objetivos y métricas relevantes se encuentra dentro de seis categorías: consciencia del consumidor, consciencia y colaboración del cliente, recolección y clasificación, reciclado de fibras, reciclado de PolyAl (polímero y aluminio) y aumento del valor de los materiales reciclados.

A continuación, se mencionan algunos ejemplos de estos objetivos en acción

Mapa de reciclaje

Construir cadenas de valor de reciclado

Adoptamos un enfoque de cadena de valor para el reciclado. Esto significa trabajar de forma integral, desde la consciencia del consumidor y la infraestructura de la recolección y clasificación hasta la expansión de las oportunidades en el mercado para los materiales reciclados, e impulsar las oportunidades comerciales para los empresarios del reciclaje. Es fundamental asociarse y relacionarse con los accionistas para construir cadenas de valor de reciclaje sostenibles. Colaboramos y nos asociamos con una amplia gama de accionistas locales y globales, incluidas compañías de gestión de desechos, recicladoras, asociaciones industriales de municipalidades y proveedores de equipos.

Obtenga más información sobre cómo desarrollar cadenas de valor para el reciclaje.

¿Desea obtener más información sobre el reciclaje? Contáctenos.