CARTA DEL CEO

"Con una base sólida de sostenibilidad y ambiciones audaces para liderar la transformación de la sostenibilidad, continuaremos siendo pioneros en un futuro sostenible que proteja lo bueno: Alimentos, personas, planeta”, dice Adolfo Orive en su introducción a nuestro Informe de Sostenibilidad de 2021.
Adolfo Orive

​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​Innovación para la transformación sostenible​

En 2020, al mundo se le presentó el enorme desafío sobre cómo responder a la pandemia de COVID-19 a medida que la enfermedad se propagaba por todo el mundo. La acción global abarcó la innovación basada en la ciencia en muchos niveles, desde una reacción política enérgica hasta nuevas formas de organizar los procesos comerciales, e incluso cambiar nuestras rutinas diarias para mantenernos a nosotros y a nuestras familias seguros y proteger nuestro bienestar mental. Al demostrar claramente cómo el planeta, la sociedad y la economía no pueden sobrevivir de forma aislada, la pandemia tuvo un impacto profundo en nuestras operaciones. La urgencia creó oportunidades para acelerar la innovación, lo que nos ayudó a nosotros y a nuestros clientes a contener el impacto en el sistema alimentario. También fortaleció nuestro propósito como empresa: Nos comprometemos a que los alimentos sean seguros y estén disponibles en todos lados. Y prometemos proteger lo bueno: proteger los alimentos, a las personas y al planeta.

A lo largo de la crisis actual, nos hemos centrado en las prioridades fundamentales: proteger a las personas, incluidos nuestros empleados y los de nuestros clientes y otras partes interesadas, así como proteger los alimentos, ayudando a los fabricantes a mantener un suministro continuo de alimentos y un acceso extendido a los alimentos seguros, nutritivos y sabrosos. Solo en 2020, se vendieron más de 77 000 millones de litros de productos en envases Tetra Pak. 

La pandemia nos recordó la necesidad de resiliencia en nuestros sistemas alimentarios, incluido el acceso a los alimentos ante un aumento mundial del hambre. Nuestras soluciones de envasado resultaron críticas para abordar estos problemas, así como nuestras capacidades de procesamiento y servicios.  Por ejemplo, ampliamos nuestras iniciativas de la red lechera incluso en Albania y Senegal para brindar apoyo a 39 806 agricultores, de los cuales el 98 % eran pequeños agricultores.  Además, nuestra cartera de procesamiento se optimizó para evitar el desperdicio de alimentos y hemos lanzado nuestra primera línea completa de procesamiento para queso blanco.

La innovación en nutrición también fue clave. Trabajamos con un cliente en Asia para desarrollar una solución integral de procesamiento de soja que pudiera capturar okara no deseada (la pulpa sobrante de la soja) e incorporar lo que se hubiera desperdiciado en bebidas de leche de soja de alta calidad y con alto contenido de fibra. Utilizamos nuevas tecnologías y servicios digitales para extender la vida útil del producto y reducir el desperdicio.  Además de unir fuerzas con nuestros clientes para garantizar la continuidad del suministro de alimentos durante la crisis, también fortalecimos nuestras alianzas para ayudar a 64 millones de niños a recibir leche o bebidas nutritivas en las escuelas a pesar de la pandemia.

Al mismo tiempo, continuamos progresando durante el último año en la forma en que protegemos el planeta, avanzando en el desarrollo del envase de alimentos más sostenible del mundo: un envase de cartón que se fabrica únicamente con materiales renovables o reciclados de origen responsable, es totalmente reciclable y con huella de carbono cero.

En 2020, también aumentamos significativamente la inversión y las colaboraciones en todos los ámbitos para lograr este objetivo, y más asociaciones significan soluciones más rápidas. Teniendo en cuenta las lecciones de acción colectiva, adoptamos un enfoque de ciclo de vida completo. Esto significa cuatro áreas claras de innovación colectiva: Maximizar el uso de materiales renovables y obtenerlos de manera responsable de forma que proteja la biodiversidad; reducir al mínimo el impacto de carbono de nuestras propias operaciones, así como el impacto creado por nuestra cadena de valor; permitir un mayor acceso a alimentos seguros al tiempo que se contribuye a la reducción del desperdicio de alimentos; e impulsar una agenda activa para desarrollar cadenas de valor de reciclaje sostenibles.

Materiales renovables y descarbonizantes 

Realizar el envase de alimentos más sostenible del mundo requiere varios avances, y nos complace ver que, a pesar de los desafiantes requisitos, hemos logrado un progreso significativo en nuestra hoja de ruta de descarbonización. Fuimos los primeros del mundo en introducir un envase hecho completamente con materiales renovables de origen vegetal y, en 2020, vendimos más de mil millones de estos envases de cartón. También hemos producido más de 12 000 millones de nuestras tapas pioneras hechas de polímeros de origen vegetal desde que las introdujimos en la industria de alimentos líquidos en 2011, lo que ahorró más de 300 000 toneladas de emisiones de CO2 en el proceso. Nuestra nueva cartera de tapas atadas también estará disponible como una opción de origen vegetal, lo que aumentará el contenido renovable del envase y reducirá al mínimo la basura.

Nuestra solución de envasado sin papel de aluminio de primera generación está ahora en los estantes de los supermercados. La capa protectora de aluminio ha sido reemplazada por una película de polímero más amigable con el medioambiente, lo que reduce la huella de carbono en casi un 25 %. Las tecnologías de fabricación y procesamiento que permiten esto allanarán el camino para futuros desarrollos con un contenido de fibra y materiales renovables significativamente mayor. 

Otro factor clave para proteger nuestro mundo interconectado es la protección de la biodiversidad. Lo hacemos al asegurar un suministro responsable de materiales. En 2007, fuimos pioneros en el sistema de certificación del Consejo de Administración Forestal FSC™ (Forest Stewardship Council™) para la industria de envases para alimentos líquidos. En 2020, logramos la posibilidad de proporcionar a nuestros clientes el 100 % de nuestro material de envase terminado como certificado por el Consejo de Administración Forestal (FSC™). Esto fortalece aún más nuestros estándares de certificación voluntarios, que incluye a Bonsucro, la primera certificación de la industria para polímeros de origen vegetal con trazabilidad completa. 

El suministro responsable debe ir de la mano con los informes científicos transparentes, para lo cual trabajamos con plataformas de evaluación de sostenibilidad líderes, como EcoVadis y CDP. En 2020, fuimos la única empresa de envasado que se incluye en la banda de liderazgo de CDP durante cinco años consecutivos y que obtiene una excelente doble "A" en clima y bosques.

Cómo descarbonizar la cadena de valor 

En paralelo al desarrollo de nuestra cartera de envases, estamos reduciendo al mínimo las emisiones en toda nuestra cadena de valor, desde el suministro de materias primas hasta el final de la vida útil del envase. Hemos cumplido con éxito nuestro objetivo climático para 2020, y superamos nuestra ambición de limitar nuestras emisiones a los niveles de 2010 a pesar del crecimiento empresarial; de hecho, hemos reducido las emisiones totales en un 19 %.

Ahora, trabajamos en pos de un objetivo aún más ambicioso: Lograr emisiones netas de gases de efecto invernadero (GEI) cero en nuestras propias operaciones para 2030, con la ambición de llegar a cero en la cadena de valor para 2050. También creemos que no es suficiente impulsar acciones sin una medición clara. Así como los datos nos ayudaron a responder de manera efectiva a la pandemia de COVID-19, debemos usar la ciencia para ayudarnos a abordar los problemas de sostenibilidad. Como la primera empresa en la industria del envasado de alimentos en tener nuestros objetivos de reducción del impacto climático aprobados por la iniciativa Science Based Targets (SBTi) en 2017, también hemos establecido objetivos de reducción de emisiones para 2030 en línea con 1,5 °C en los alcances 1, 2 y 3. Esto es lo que la ciencia climática más reciente nos ha dicho que es necesario para prevenir los efectos más dañinos del cambio climático.

Cómo ampliar el acceso a alimentos seguros al tiempo que se reduce el desperdicio de alimentos 

La pandemia reveló qué tan vulnerable puede resultar nuestro sistema alimentario mundial. La importancia de llevar los alimentos a donde se necesitan, cuando se necesitan, y el papel vital que desempeña el envasado y el procesamiento de alto rendimiento para lograrlo, nunca ha sido más evidente. Y esperamos que esto solo aumente en el futuro, ya que nos esforzamos por garantizar que la creciente población mundial tenga acceso a alimentos seguros y nutritivos.

Si bien la conciencia sobre la emergencia climática se ha disparado en los últimos años, muchos aún no comprenden cómo la protección del medio ambiente y la expansión del acceso a alimentos seguros están estrechamente entrelazados como prioridades. El hecho es que debemos abordarlos de forma conjunta. El sistema mundial de la cadena de suministros de alimentos es responsable de casi un tercio de las emisiones globales de GEI1. Además, alrededor de un tercio de todos los alimentos producidos se pierde o desperdicia2, lo que también genera una huella de carbono significativa: el 8 % de las emisiones globales de GEI3. Dicho de otra manera, si el desperdicio de alimentos fuera un país, sería el tercer mayor generador de emisiones del mundo. La lucha contra el desperdicio de alimentos con nuestras soluciones de procesamiento y servicios es, por lo tanto, una parte fundamental para abordar la crisis climática. A través de nuestro trabajo con los clientes en la fábrica Basura Cero, estamos innovando para abordar los residuos en el punto de producción.  Sin embargo, se requiere una acción urgente en todas las partes de la industria, el gobierno y la sociedad para abordar la dicotomía entre la necesidad de un mayor consumo de alimentos y el impacto en los recursos naturales, tanto en términos de desperdicio de envases como de desperdicio de alimentos.

Cómo acelerar el reciclaje y la circularidad 

La colaboración y la asociación son cruciales para el reciclaje, que es unos de los facilitadores clave de una economía circular baja en carbono. Hemos trabajado para desarrollar una infraestructura de recolección y reciclaje en todo el mundo durante años. Este trabajo pionero juega un papel crucial en el aumento de las instalaciones que reciclan envases de cartón en todo el mundo, y contamos con más de 170 operaciones de reciclaje en la actualidad. La cantidad de envases de cartón recolectados para reciclaje aumentó de 32 000 millones en 2010 a 49 000 millones en 2020. 

En 2020, continuamos cumpliendo un papel activo en las principales iniciativas de la industria en cuanto a circularidad y reciclaje. Por ejemplo, somos miembros de la Coalición de Acción sobre Residuos Plásticos del Foro de Bienes de Consumo, junto con otras 40 principales marcas y minoristas del mundo. Somos miembros de todos los flujos de trabajo, incluido el diseño de envasado, los esquemas del ciclo de vida de los desechos en la industria (extended producer responsibility, EPR) y el reciclaje químico. Además de ayudar a expandir la infraestructura de recolección y reciclaje, hemos impulsado programas de concientización y creado más oportunidades de mercado para materiales reciclados. Todo es parte de nuestra ambición: un mundo en el que todos los envases se recojan, se reciclen y nunca se conviertan en basura. 

En 2020, lanzamos una importante campaña de comunicación mundial llamada Go Nature. Arriba el cartón. Al fomentar el debate sobre el envasado sostenible y exponer nuestro enfoque de una manera más transparente, se establece nuestra creencia de que los envases sostenibles de alto rendimiento son fundamentales para ayudar a mitigar el cambio climático y abordar otras preocupaciones medioambientales mientras se alimenta a una población en crecimiento.

Con este fin, por primera vez, establecimos un panel asesor externo en sostenibilidad con seis líderes clave en opinión de todo el mundo. Ayudarán a dar forma a nuestra agenda de sostenibilidad y nos guiarán para asegurarnos de cumplir con los desafíos externos, mientras aprendemos y nos adaptamos para continuar construyendo un futuro mejor. Hace unos 70 años, nuestra tecnología y nuestras soluciones cambiaron las reglas del juego para hacer que los alimentos sean seguros y estén disponibles en todas partes. Pero con la crisis climática actual y los posibles desafíos a la seguridad alimentaria, la industria necesita otro cambio en su evolución. Con una base sólida de sostenibilidad y ambiciones audaces para liderar la transformación de la sostenibilidad, continuaremos siendo pioneros en un futuro sostenible que proteja lo bueno: Alimentos, Personas, Planeta.

Adolfo Orive

Presidente y director ejecutivo de Tetra Pak


1. http://www.fao.org/news/story/en/item/1379373/icode/
2. http://www.fao.org/3/mb060e/mb060e.pdf
3. FAO de la ONU, huella de desperdicio de alimentos y cambio climático

EXPLORAR

Chicos con cartones Tetra Classic

Proteger los alimentos

Descubra cómo estamos trabajando con nuestros clientes y socios para garantizar la inocuidad y la disponibilidad de los alimentos en cualquier lugar.

Futuros talentos en Tetra Pak

Proteger a las personas

Descubra cómo protegemos y empoderamos a nuestro personal y cómo apoyamos a las comunidades en las que operamos.

Niños jugando

Cómo proteger el planeta

Descubra de qué manera protegemos el futuro de nuestro planeta y garantizamos el éxito a largo plazo de nuestros clientes.