12 de noviembre de 2021

Cómo estamos innovando para conseguir el envase de alimentos más sostenible del mundo

El envasado permite mantener los alimentos seguros, nutritivos y disponibles, pero la mayoría de los envases de alimentos que se utilizan hoy en día se elaboran con plástico virgen de origen fósil, que tiene una huella de carbono significativa. Esa es la razón por la cual en Tetra Pak estamos en el recorrido para crear el envase de alimentos más sostenible del mundo, totalmente renovable, totalmente reciclable y con una huella de carbono igual a cero.

Nuestro fundador, Ruben Rausing, nos dejó una frase que me gusta mucho: Un envase debe ofrecer un ahorro mayor que sus costos. Creo que eso suena más cierto hoy que nunca. Ya que no solo debemos proteger el producto en su interior, sino también garantizar que el envase que producimos tenga el menor impacto posible en el medioambiente.

Hacer envases de alimentos sostenibles y lograr la transición hacia una economía circular con bajas emisiones de carbono es un desafío de transformación enorme para nuestra industria. Por suerte, Tetra Pak cuenta con 70 años de innovación. Es la forma en la que abordamos cada desafío que se nos presenta, y también será clave para la creación del envase de alimentos más sostenible del mundo.

Los consumidores presionan por un cambio sostenible

Creo que la industria del envasado tiene una oportunidad increíble ahora mismo, ya que los consumidores están muy interesados en los productos sostenibles y demandan de forma activa soluciones innovadoras. Eso nos impulsa y nos dice que todas las inversiones en nuevas tecnologías, conocimientos prácticos y experiencia que hemos realizado en la última década han valido la pena. Está creando un gran empuje a través de la cadena de valor y está impulsando una transformación completa de la industria del envasado, lo que es fantástico.

"Creo que la industria del envasado tiene una oportunidad increíble ahora mismo, ya que los consumidores están muy interesados en los productos sostenibles y demandan de forma activa soluciones innovadoras".

Estamos bien encaminados, pero para avanzar un poco más hacia la línea final necesitamos innovación y colaboración. Innovación mediante la incorporación de los talentos correctos para desarrollar los productos correctos, esto garantizará la oferta del envase más sostenible del mundo. Y colaboración a lo largo de toda la cadena de valor, gracias al trabajo en conjunto con nuestros socios y clientes para satisfacer las demandas del consumidor.

Nuevas ideas y nuevas formas de trabajo

Aún existe una cantidad de desafíos en nuestra industria y debemos recurrir a las últimas tecnologías para brindar nuevos y diferentes tipos de envasado. Esto requiere que trabajemos de formas diferentes con una mentalidad nueva. Es por esto que necesitamos nuevas habilidades y capacidades: una amplia gama de habilidades en ingeniería y ciencias, desde ingenieros mecánicos, ingenieros de automatización, microbiólogos, especialistas en normativas y mucho más. 

Trabajamos en un mercado muy competitivo, y encontrar estas habilidades es un gran desafío. Es probable que la industria del envasado no siempre haya sido el destino más atractivo para los nuevos talentos, pero siento que eso está cambiando. Las personas ven que hay oportunidades fantásticas de ser parte del cambio del planeta. Desean hacer una diferencia en términos de la oferta de productos y soluciones innovadores y sostenibles.

Siento que vamos por buen camino porque hemos invertido en el ámbito académico, en conocimientos técnicos, habilidades y competencias durante muchos años. Buscamos anticiparnos a las próximas necesidades, los desafíos y problemas que vamos a enfrentar, y eso significa que hemos invertido en nuestro recorrido hacia el envase de alimentos más sostenible del mundo durante más de una década. Puedo ver que eso nos brinda una ventaja ahora mismo. Estamos en una posición en la que podemos desarrollar el material, el equipo de llenado, el equipo de procesamiento y los sistemas de distribución de forma simultánea a medida que avanzamos en el proceso de desarrollo.

"Hemos invertido en nuestro recorrido hacia el envase de alimentos más sostenible del mundo durante más de una década. Puedo ver que eso nos brinda una ventaja ahora mismo".

La colaboración es clave

Pero no podemos hacerlo solos. La antigua noción de una cadena de suministros lineal se ha ido. Debemos trabajar en sociedades con lazos muy estrechos con nuestros socios de desarrollo y clientes. Además, creo que podemos llevar la colaboración al siguiente nivel al incorporar cada vez más socios en lo que podríamos llamar una especie de ecosistema de desarrollo.

Ya lo hemos hecho con nuestra cadena de suministros tradicional, e incorporamos empresas emergentes que nos han ayudado con algunas ideas extremadamente innovadoras. Debemos mantener la comunicación y el diálogo sólido con nuestros clientes y marcas ya que, al final del día, son ellos quienes brindan los productos a los consumidores".

El truco con la sostenibilidad no es solo producir una cantidad pequeña de envases sostenibles. Debe ser capaz de producirlos a gran escala. Es posible hacer prototipos de envases completamente sostenibles, pero hay que lograr que el envasado sea seguro. Si no puede hacerlo a gran escala, no puede reducir al mínimo el desperdicio de alimentos y no puede atender a una población mundial.

"El truco con la sostenibilidad no es solo producir una cantidad pequeña de envases sostenibles. Debe ser capaz de producirlos a gran escala".

Para lograr un futuro sostenible para el envasado de alimentos, se necesita un enfoque de circularidad en toda la cadena de valor. Solo a través del abordaje de la naturaleza interconectada de los desafíos medioambientales, sociales y económicos que enfrentamos, podemos brindar un envase que tenga una huella de carbono igual a cero. Si bien hemos hecho un gran progreso en el desarrollo de nuestra cartera circular con bajas emisiones de carbono, nuestro recorrido actual de innovación es verdaderamente transformador, ya que trabamos hacia nuestra visión del envase para bebida ideal: un envase totalmente renovable y reciclable. Si todos trabajamos en conjunto, podemos ofrecer mejores productos para un mañana sostenible.

Cuatro áreas clave para crear el envase de alimentos más sostenible del mundo

Centrarse en los materiales renovables

En 2014, presentamos un envase elaborado totalmente de material renovable de origen vegetal. Ahora, nuestro objetivo es reemplazar la capa de aluminio de nuestros envases asépticos y lanzar el primer envase aséptico totalmente renovable para 2024.

Usar más material reciclado

Trabajamos para obtener polímeros reciclados o de origen vegetal con la misma calidad y seguridad que los polímeros no renovables ni reciclables para aumentar la sostenibilidad de nuestro envasado. 

Aperturas sostenibles y preparadas para el futuro

En 2021, lanzamos nuestra cartera de soluciones de tapas atadas con el objetivo de evitar los residuos. Además, no comprometimos a invertir aproximadamente 100 millones de euros al año durante los próximos 5 a 10 años para desarrollar soluciones más sostenibles.

Diseño para el reciclaje

Una parte clave de nuestra Estrategia 2030 es mantener un enfoque integral sobre el reciclaje y la reciclabilidad en nuestro diseño de envasado, para aumentar el valor posterior al consumo de nuestros envases para los recicladores.

Más historias de nuestro mundo